ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
Staff Photo by Sarah Grace Taylor / Damage from the EF3 tornado, on Easter Sunday night, is still visible in the Auburn Hills mobile home park on April 23, 2020.

This story was updated Friday, April 24, 2020, at 6:46 p.m.

Policías arrestaron a dos gerentes de la comunidad de Auburn Hills después de que una investigación reveló que los gerentes presuntamente robaron más de $60,000 en donaciones para alivio del tornado que se cobró la vida de un hombre y dejó a decenas de desplazados.

Steven West, 64, y Kimberly West, 49, han sido acusados de robo de más de $60,000 y de conspiración criminal para cometer robo de más de $ 60,000.

Ambos fueron arrestados en su residencia en Auburn Hills a las 5:30 p.m. el jueves.

"Durante estos tiempos traumáticos que han afectado a tantos en nuestra comunidad, la oficina del alguacil quiere asegurar al público que tomamos todas las acusaciones de victimización extremadamente graves", escribió el jefe adjunto Austin Garrett en un comunicado de prensa. "Alentamos a los miembros de la comunidad a que nos informen a cualquier caso de victimización. Nuestro personal continúa sirviendo a las personas en las áreas afectadas y nos quedaremos en las semanas para venir con personal dedicado para brindar el apoyo necesario para garantizar la seguridad de los afectados".

Después de que un hombre mandó a que los periodistas de Times Free Press se vayan de la propiedad, Kimberly West salió de su oficina y dijo a los periodistas que estaba cooperando con los detectives y que "ya había sido acusada de tanto", así que no estaría comentando más.

Según documentos judiciales, los detectives encontraron numerosos artículos donados por varias empresas locales, iglesias y otras organizaciones individuales. Algunos artículos estaban encerrados en la oficina de administración y otros estaban en un tráiler ubicado en el bloque 8900 de Piney Lane que estaba asegurado con tornillo.

La oficina del alguacil dijo que los funcionarios están haciendo un plan para volver a distribuir los suministros a las víctimas.

El jueves y la semana pasada, periodistas hablaron con más de media docena de vecinos en el parque, todos los cuales expresaron su preocupación sobre cómo la administración estaba manejando la recuperación del tornado. Ninguno de los vecinos estuvieron de acuerdo en identificarse por temor a su estado migratorio o represalias de la administración.

Una mujer dijo que los gerentes han sofocado la ayuda a los vecinos por interés propio.

"A todas las personas que trabajan aquí, les decían que no llamaran a la policía para pedir ayuda, que no buscaran ayuda externa, o arriesgarían ser deportados", dijo la mujer.

La residente dijo que tenía su ciudadanía y no temía a los policías, pero le preocupaba ser reprendida por la gerencia si buscaba ayuda.

"Nos dijeron que no podemos obtener ayuda y asustaron a todos para asegurarse de que fuera así. Eso es un poco loco si lo piensas", ella dijo. "Pretenden vigilar nuestro interés mientras que nos mantienen alejados de la policía y de la ayuda".

Es como si no les importa si vivimos o morimos, siempre y cuando puedan cobrar su renta el próximo mes", dijo la mujer llorando. "Hay temor sobre eso para algunos de nosotros, y ellos lo saben, así que lo usaron para tratar de mantener a la gente fuera del vecindario, por quién sabe qué razón, y dejar que la gente se sienta en la oscuridad, con árboles en nuestros techos, por noches y noches ".

Los residentes ya estaban conmocionados porque uno de ellos, José Arzate, de 46 años, murió después de que el tornado desplomara un árbol sobre su casa.

Ninguno de los residentes que hablaron con los periodistas dijeron que recibieron víveres de la gerencia, y una familia dijo que ni sabía que habían suministros disponibles.

El departamento de policía y de bomberos dijeron que los representantes de la propiedad habían interferido con la limpieza dejadas por las tormentas la semana pasada, incluido un incidente en que un gerente le dijo a un bombero que deje de quitar un árbol que se había caído encima de una casa.

Cuando los detectives empezaron a investigar y encontraron las donaciones en el tráiler que estaba asegurado con tornillo, Kimberly West se acercó a ellos y "espontáneamente declaró: '¡Estábamos planeando distribuir esas cosas a los residentes hoy!' sin ser preguntada", según documentos judiciales.

Kimberly West y Steven West dijeron a los detectives que estaban utilizando la oficina de administración, que se encuentra en otro trailer, como una área de preparación y que habían estado dirigiendo a todas las personas que traían suministros de socorro que tendrían que dejar los artículos en la oficina principal para que puedan distribuirlos a los residentes, según los registros judiciales.

Continuamente, Kimberly West les dijo a los diputados que habían estado distribuyendo los artículos a la comunidad.

Pero los detectives escribieron: "Las declaraciones de Kimberly parecían engañosas debido a que la gran cantidad de suministros observados escondidos en el tráiler de la oficina y al hecho de que el tornado había ocurrido hace más de una semana y media ... sin embargo, estos artículos todavía estaban dentro de la oficina".

Uno de los artículos que los detectives encontraron fue un generador de 5,000 vatios que todavía estaba dentro de su embalaje original, según los documentos judiciales.

"Steven West declaró que no sabía qué hacer con el generador, ya que se le dio como préstamo al parque de casas móviles. Los detectives observaron que esta declaración parecía engañosa ya que la gran mayoría de los residentes de Auburn Hills carecían de electricidad y necesitaban desesperadamente un generador ", alegan los registros judiciales.

Después de obtener permiso para revisar el trailer de Piney Lane y en la oficina de administración, los detectives encontraron:

- 54 bolsas y contenedores de comida de la Cruz Roja

- 58 palas y rastrillos

- Numerosas otras herramientas de jardinería

- 162 cajas de agua embotellada

- Kits de limpieza del Ejército de Salvación

- Un generador

- Toldos

- Comida

- Una parrilla grande

- Carbón

- Tanques de propano

- Pañales de bebe

- Máscaras para COVID-19

- Papel higiénico

- Toallas de papel

- Bolsas de basura

Póngase en contacto con Rosana Hughes al 423-757-6327 o escribala al rhughes@timesfreepress.com. Síguela en Twitter @Hughes Rosana o en Facebook buscando Rosana Hughes Rodriguez.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT